27Noviembre2014

Artículos

Venezuela cerrará en las noches el paso fronterizo con Colombia.


De esta forma, el gobierno del vecino país busca combatir el contrabando de distintos productos venezolanos, entre ellos gasolina y alimentos, que pasan a Colombia.

"A partir de este lunes se realizará un cierre programado de la frontera con Colombia, entre las 10:00 de la noche (9:30 p. m. hora colombiana) y las 5:00 de la mañana (4:30 a. m. hora colombiana) con el propósito de reforzar las políticas soberanas para enfrentar el contrabando de extracción desde Venezuela hacia Colombia", detalló una nota de prensa de la agencia estatal de noticias AVN (Agencia Venezolana de Noticias).

Según el gobierno venezolano, el cierre de fronteras fue acordado entre los presidentes Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro durante el encuentro que sostuvieron el 1 de agosto en Cartagena y en el que el contrabando fue el punto central de la agenda.

"Se trata de un cierre a lo largo de toda la frontera, es decir los 2.200 kilómetros de frontera entre Venezuela y Colombia", indicó el mando militar a cargo del operativo, Vladimir Padrino López, desde el estado fronterizo de Zulia y uno de los principales puntos de paso del contrabando.

Maduro designó el viernes a Padrino López, jefe del comando estratégico de la Fuerza Armada; y al vicepresidente Jorge Arreaza al frente del Estado Mayor Fronterizo cívico-militar, que se encargará del combate al contrabando.

Venezuela, que cuenta con las mayores reservas petroleras del mundo, tiene la gasolina más barata del orbe y llenar el tanque de un automóvil cuesta menos que un caramelo o una botella de agua, lo que desde hace años ha propiciado un contrabando de combustible hacia Colombia.

En el último año se ha multiplicado también el envío hacia Colombia de alimentos y productos básicos, muchos de ellos importados y a precio controlado y cuyo costo puede variar hasta 10 veces de un país a otro.

Según el gobierno venezolano, el contrabando a través de la frontera de 2.219 km abarca 40% de los productos básicos, además de 100.000 barriles diarios de petróleo, equivalentes a pérdidas anuales de 3.650 millones de dólares.